16129118024d6744f2841149f7949df4_L

En junio manifestaba públicamente la señora alcaldesa que ella no creía que la cruz de los caídos, situada en el Llano de la Descalzas, fuese la cruz de los caídos. En el Pleno del  pasado miércoles y ante la insistencia del portavoz de IU, Ángel Cardo,  que le reclamaba que convocase la Comisión Sectorial de Memoria Histórica, María José Ayuso manifestó que el Ayuntamiento cumplirá escrupulosamente la Ley de Memoria Histórica. No dijo cuándo. Y  además justificó el  año que  lleva sin cumplirla  con la recurrente escusa de que  ha pedido unos informes para aplicarla.

Sin caer en la cuenta de la contradicción que suponía, argumentó que el Ayuntamiento ya había solicitado a la Asociación de Vecinos de la Barriada del Carmen que retirase la placa con los símbolos  del régimen franquista que existe en aquel lugar. Está claro que para el  PSOE de Aguilar y María José Ayuso mandar a los vecinos que quiten placas no requiere de ningún  informe, pero cuando son ellos los que tiene que aplicar la Ley, cualquier excusa es buena para no hacerlo.

Es evidente que ni el PSOE de Aguilar, ni la alcaldesa, ni ninguno de los concejales socialistas, ni el Delegado territorial,   van a mover ni un ápice para cumplir la Ley de Memoria Histórica. Lo que ocurrió con el alcalde José María León y los concejales socialistas fusilados, además de otros cientos de aguilarenses, eso no va con ellos. Y no es de extrañar. Si a esta altura del siglo XXI los socialistas de Aguilar no saben cuál es la cruz de los caídos, ya está todo dicho. Querido votante socialista,  no te avergüences de esta locura. Asúmelo.  Y no vale que te escondas con  los impertinentes ataques a aquellos que piden con satisfacción que se cumpla la Ley. ¡Dejad que ellos, al menos, defiendan lo que vosotros no sois capaces de defender: la memoria de los vuestros!.