IMG_2083

Ancha es Castilla. Pensó más de uno en el Pleno municipal del pasado miércoles -entiéndase el matiz sarcástico de la frase- cuando comprobó in-situ, que al PSOE de Aguilar le bastan ocho concejales para tomarse la libertad de hacer lo que le venga en gana, sin límites ni fronteras, como no tiene límites ni fronteras la grande y ancha tierra castellana. Eso sí, lo único que no pueden hacer con ocho concejales, como se comprobó muy recientemente, es el ensanche de la calle Ancha y el Cerro. Para lo demás se valen solitos, y si no, que le pregunten a los concejales del P.A. que no pudieron asistir al Pleno  porque la alcaldesa pone y quita días y horario de los plenos sin consultar con nadie.

Para lo que tampoco les vale la mayoría absoluta es para gestionar en condiciones los intereses de este pueblo. Y si alguien,  a esta altura de la legislatura, considera desmesurada esta aseveración, es porque no sabe, o no recuerda, que en los tres años trascurridos se han perdido numerosas inversiones para Aguilar. Y no es  porque las hayan denegado. Simplemente  no se han solicitado. Y cuando se ha hecho, la documentación estaba mal elaborada o incompleta. Por poner algunos ejemplos, podríamos hablar de Escuelas Taller, Talleres de Empleo, Fondos Feder, I,5%  Cultural, etc., etc.

Pues bien, el pleno del pasado miércoles 25 de julio pudimos evidenciar, una vez más, el desastre  que están realizando los socialistas. Después de no habernos presentado a las cuatro convocatorias que se han hecho ya, porfiábamos, tras las críticas que se le hizo el pasado año, que Aguilar  presentaría proyectos al  programa del 1,5% Cultural del Ministerio de Fomento, y así lo han hecho.

Vamos cuatro años tarde y encima, como siempre, a salto de mata con gestiones carentes de orden y concierto. Resulta que el PSOE no había contemplado en el  Presupuesto Municipal, aprobado hace solo dos meses,  el “compromiso de gasto plurianual relativo a la aportación municipal en el proyecto Intervención para la restauración de las antiguas canteras del recinto amurallado del castillo de Aguilar de la Frontera a incluir en el Programa 1,5% Cultural del Ministerio de Fomento”.

Este ineludible requisito tuvo que aprobarse en el Pleno del pasado miércoles. Obviamente, si  no cumplimos uno de los requisitos lógicamente no nos iban  a aprobar el proyecto. Aun así será difícil que nos den nada si tenemos que hacer componendas para corregir lo que se hace mal, mientras otros pueblos y ciudades presentan sus proyectos en modo y forma. Lo dicho: no se pueden hacer peor las cosas.

A prepuesta de IU, el Pleno sí aprobó, por unanimidad,  la Moción que  solicitaba la adhesión del Ayuntamiento de Aguilar para que se le conceda a Federico García Lorca el Premio Nobel de Literatura a título póstumo.