IMG_20180724_092939

Renovarse o morir. Bajo ese tradicional lema, tan utilizado desde siempre en el deporte, se ha escudado el Balonmano Aguilar Aceitunas Torrent de cara a una nueva temporada, en la que será uno de los dos equipos que representen a Córdoba en la Primera Nacional. Después de una campaña en la que estuvieron cerca de no poder competir en la tercera categoría estatal, con serios problemas en el presupuesto y a nivel de plantilla, la entidad provincial se ha puesto manos a la obra para relanzar un proyecto ilusionante y enfocado decididamente a estar en la zona alta de la clasificación.

La primera novedad para los aguilarenses aparece en el banquillo, que cuenta con nuevo inquilino. Tras la marcha de Manolo Ortega, el malagueño Curro Lucena será el encargado de dirigir al plantel cordobés. El preparador, de 48 años, cuenta con una amplia experiencia en los banquillos, llegando al del Balonmano Aguilar procedente de las categorías base del CD PuertoSol (Málaga). Dentro de su currículum como entrenador destacan sus etapas en División de Honor B, cosechando un ascenso a la Liga Asobal con el Cangas del Morrazo en la campaña 2008/09.

En el acto de presentación, el propio Lucena declaró que este era un proyecto que le ilusionaba desde hace tiempo, ya que “quería volver a entrenar a un equipo senior”. Con respecto a la temporada, aseguró: “Vengo a estrenar zapatos y, aunque no tengo una experiencia muy conocida, sí que tengo muchas ganas de empezar y de hacer crecer al equipo”. “Sabemos que será una temporada complicada porque todos los clubes se están reforzando muy bien, pero ya os digo que para ganarme van a tener que pelearlo mucho”, apostilló el nuevo técnico blanquinegro, que estará acompañado en el banquillo por Araceli Cantero como ayudante técnica, la cual llega procedente de las categorías inferiores del Club Deportivo Lucena.

 En lo referente a la plantilla, el capitán Antonio Jesús Mendoza fue el encargado de ir desgranando los integrantes del nuevo proyecto provincial. Hasta cinco caras nuevas estarán -de momento- en el nuevo plantel aguilarense, puesto que Mendoza subrayó que “aún se están barajando las posibles llegadas de dos jugadores más, aunque hay que esperar”, al tiempo que matizó que “espera que la cantera vaya teniendo un papel cada vez más importante”.

En este sentido, los fichajes son Gonzalo Landaburu, extremo procedente del BM La Salle; David Castellano, guardameta del BM Triana; Jesús López, José Manuel López y Álvaro Escobar, un extremo y dos primeras líneas que aterrizan desde el BM Los Dólmenes de Antequera; y David Pérez, guardameta que asciende al primer equipo desde el juvenil. Además, en cuanto a las renovaciones, el club también ha confirmado que amplían su vinculación, además del propio Antonio Mendoza, Gonzalo Álvarez, Francisco Morales, Jesús Algar, Rafael Triviño, Salva Baena, Diego Bros, Alfonso Díaz y Óscar García.

Finalmente, en esa nueva remodelación de la entidad también ha tenido cabida un cambio de imagen, puesto que en el acto de estreno de la temporada se presentó también el que será el nuevo escudo. “Este nuevo emblema sirve para conmemorar los 25 años de historia de nuestro club. Las cinco estrellas que apreciamos hacen referencia a esos 25 años y, como no, aparece también representada el águila de nuestra localidad”, detalló el presidente Francisco Roca. Eso sí, lo único que parece que no cambiará será el compromiso con los ciudadanos de Aguilar, al remarcar el propio dirigente que “esperan de nuevo el apoyo de todos los aficionados al balonmano en Aguilar”, añadiendo también que “el coste del abono será idéntico al del año pasado, 20 euros”. El equipo arrancará la temporada en el Grupo F de Primera Nacional el próximo 22 de septiembre en la cancha del Balonmano Villafranca.