37902431_2186753378226291_5571885223701905408_n

En las vísperas de la ya inminente Feria Real 2018, el recinto ferial del Castillo volvió a revivir una de las  estampas más típicas y ancestrales de la Feria como era el primitivo mercado de ganados que durante siglos constituyó el motivo principal de esta celebración festiva. Aunque convertida ya en una actividad testimonial, la llegada de las bestias, mulos y caballos al lugar donde se celebra la Feria desde mediados del pasado siglo XX, sigue atrayendo a este recinto a las numerosas personas  que mantienen el vínculo con este tipo de animales, convirtiéndose en una jornada muy especial para todos ellos.

El disfrute de este día para los aficionados alienta la celebración de este mercado de ganados que se convierte en un verdadero día de convivencia en el que además de admirar y contemplar los animales que se exponen, incluso de realizar algún trato de compraventa, se disfrutar de las distintas actividades y concursos, además de degustar el desayuno y comida que ofrece la organización. Así, desde las primeras horas de la mañana fueron llegando al recinto los numerosos ejemplares de equinos que se mostraron en el mercado, y a lo largo del día se desarrollaron las exhibiciones y  concursos, entregándose los premios por las autoridades locales, entre ellos los de reconocimiento a las personas mayores vinculadas con este mundo a nivel local.

37905948_2186753314892964_7554442990823931904_n37996447_2186753158226313_1359668822075768832_n38020832_1818483084910506_3866778418301370368_n