DSCN7161

De unas previsiones que anunciaban solo algunos meses para reponer las perinolas que se quitaron de la Torre, estamos comprobando que nos encaminamos a cumplir el año de aquella previsión o anuncio y, como siempre, las promesas se quedan en nada. En los rotativos de este periódico ya se denunció  la retirada de estos elementos del monumento, y un periodista ávido de información, reclamaba que se aclarase por la autoridad competente qué había motivado la desaparición de las perinolas de cerámica.

Los indicios apuntaban que tendríamos que lidiar con la inoperancia del actual Gobierno Municipal si pretendíamos que se repusiesen (nuevos) los elementos retirados.  Y creo llegado el momento de volver a insistir en la denuncia porque esto se nos va  de las manos. No hace falta añadir  que este puede ser otro de los “olvidos” del Gobierno Municipal  que tendremos que soportar por años, como sucede con tantas y tantas cosas y  advertencias que hemos hecho.

Tristemente, pasado el tiempo me he cerciorado que las perinolas rotas siguen tiradas en el suelo del edificio y las nuevas no llegan. Como permanezcamos impasibles puede que no lleguen nunca.