??????????

Dormir una hora más; tener más luz por la mañana, pero que el sol se ponga antes: en la madrugada del sábado al domingo (27 a 28 de octubre) el reloj se atrasará una hora en Europa. Un ritual que se lleva haciendo desde hace décadas y que marca el inicio del horario de invierno, que dura hasta finales de marzo.