iglesia-de-los-desamparados_216254

El inexorable paso del tiempo deja su huella en  imágenes como esta, en la que se contempla,  transcurridas ya casi tres décadas, cómo volvieron las cigüeñas a Aguilar situando su primer nido sobre la torre campanario de la derruida iglesia de los Desamparados. La posterior restauración del histórico edificio provocó que el nido se emplazase en la cercana Torre del Reloj donde permanece en la actualidad.