descarga

Los embalses de la provincia de Córdoba de la cuenca del Guadalquivir comienzan recuperarse tras la lluviosa primavera pasada y un arranque del otoño con precipitaciones moderadamente por encima de la media.

De la inquietud que se dejaba sentir el pasado año, cuando los los embalses estaban al 27,87%, un desasosiego que llegó a convertirse en alarma en febrero tras el seco otoño e invierno 2017-2018, se ha pasado a 1.599,99 hectómetros cúbicos de reservas en los pantanos cordobeses, el 46,89% de su capacidad total, 19 puntos arriba respecto al año pasado. Visto de otra manera: un incremento del 68% respecto al agua que estaba recogida hace un año.

NOTICIAS RELACIONADAS
 Pero, quizá, lo más importante es que se ha superado el nivel de hace dos años, cuando el 2 de noviembre del 2016 los embalses estaban al 45,86% de su capacidad, y que, además, continúan llenándose.

AÚN LEJOS DEL 2013 / Por supuesto, aún se está lejos del año 2013, cuando los embalses cordobeses salieron del verano casi repletos y al 2 de noviembre estaban al 83,68% de su capacidad, con 2.855 hectómetros cúbicos embalsados, que bajaría al 77,42% a principios de noviembre del 2014 y al 60,81% en el año 2015.

Pese a todo, el dato más optimista es el de la buena marcha de las aportaciones que están recibiendo los embalses cordobeses con los arroyos y escorrentías tras las últimas borrascas.

Basta un dato para darse cuenta del enorme aporte que están logrando los embalses de la provincia: entre las 8.00 horas del pasado miércoles y las 8.00 del día de ayer se recibieron 2,56 hectómetros cúbicos, más de la mitad de ellos, 1,58 Hm3, correspondientes a lo que llegó al pantano de Iznájar, según consta en el informe diario de situación que facilita la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir. Para hacernos una idea: se trataría de un volumen de agua igual a lo que cabría en un campo de fútbol que tuviera unas paredes de 256 metros de altura. Algo difícil de imaginar pero que responde estrictamente a la realidad de los fríos números.

RIEGOS Y OTRAS PROVINCIAS / Hay que recordar que el 42% de la capacidad de embalse de toda la cuenca del Guadalquivir corresponde a Córdoba, con 3.412 Hm3 de los 8.115,35 totales, que la segunda provincia en este ránking, es Jaén, con 2.325 Hm3, seguida de Granada, con 1.016 Hm3. Estas tres provincias suponen el 83% de la capacidad de la cuenca y, sin embargo, sus pantanos están entre el 46,8 y el 47,7%: Esto hace que en el total de la cuenca, el volumen almacenado es del 51,45%, 4.175,07 Hm3.

Otra cuestión es la regulación general de la cuenca por su importancia para los riegos. Al respecto, de los 5.721 Hm3 totales en la cuenca hay embalsados 2.507,4 Hm3, un 43,83% de la capacidad. Es una cifra esperanzadora, más aún si sigue creciendo con las últimas lluvias. Un dato: en los últimos 10 días, el agua embalsada de la regulación general ha aumentado 12 Hm3, aunque solo se traduzca en un incremento de dos décimas en el volumen de agua embalsada.