t

Para datar esta curiosa fotografía debemos remontarnos a los años centrales del pasado siglo XX y situarnos en uno de los tejares del pueblo donde se fabricaban los ladrillos, manufactura que constituía en aquellos tiempos unas de las pocas industrias existentes en la localidad. Además de la rudimentaria maquinaria con la que se elaboraba los adobes en la época, resalta en esta instantánea el comprobar que era común en aquellos años el trabajo infantil y las condiciones  extremas en que este se realizaba, tal como se hace patente al comprobar que algunos trabajadores, entre ellos los chavales,  lo realizaban con los pies  descalzos.