Presentacion-proyecto-ayer-Diputacion_1298580227_91059852_667x375

La delegación de Córdoba de la Asociación Española de Amigos de los Castillos ha presentado una ruta virtual que recoge información detallada de más de 30 fortalezas de toda la provincia. Con la colaboración de la Diputación, esta asociación ha desarrollado, durante dos años, una página web (ruta.castillosdecordoba.com) que contiene un mapa interactivo con textos, imágenes y localizaciones de todos estos espacios, en su mayoría, visitables. Como explicó a el Día el delegado en Córdoba de esta asociación, Julián Hurtado de Molina, el objetivo es “poner en valor los castillos como un recurso turístico y cultural, tan válido como lo que se muestra, por ejemplo, de la Córdoba romana o musulmana”. Esta guía online, que se presentó ayer en el Palacio de la Merced, también nace con vocación de ofrecerse en formato impreso.

Córdoba es la provincia andaluza, tras Jaén, que más castillos tiene. En la ruta de la Asociación Amigos de los Castillos se detalla la información de hasta 31 fortalezas, la mayoría de ellas concentradas en la mitad sur de la provincia. En la parte norte, eso sí, se encuentra una de las fortalezas más importantes desde el punto de vista histórico, el Castillo de Gahete, en Belalcázar.

Como detalló Hurtado de Molina, no todas estas fortificaciones se encuentran en el mejor estado. Además, muchas de ellas están en manos privadas que, en la mayoría de ocasiones, tienen mejor conservados los espacios que la propia administración.

Por esto mismo, Hurtado de Molina lanzó una petición tanto a la Junta de Andalucía como al Ministerio de Cultura para que trabajen en la conservación y potenciación de estos históricos espacios. “Los pioneros en la conservación de los castillos siempre han sido los ayuntamientos”, explicó, y añadió que, “dadas las vicisitudes” que pasan los consistorios más pequeños, a veces resulta complicado trabajar tanto como se querría. “Son bienes culturales y, por lo tanto, deberían ser accesibles”, agregó el delegado en Córdoba de Amigos de los Castillos, quien insistió en la “fuente de conocimiento” que suponen monumentos de este tipo.

Hurtado de Molina puso como ejemplos de conservación las fortificaciones de Aguilar de la Frontera, Baena o Almodóvar del Río. En este último se detuvo para reconocer que es un claro ejemplo de la rentabilidad que se le puede sacar a las fortalezas, siendo el de Almodóvar el único castillo de la provincia donde, por ejemplo, se celebran eventos.

Sobre el claro componente turístico que tiene esta guía, resaltó el impulso económico que podría suponer para el norte de la provincia contar con este recurso. Belalcázar, Santa Eufemia, Torrecampo y, ya un poco más abajo, Belmez, son los únicos municipios que en la zona norte cuentan con patrimonio de este tipo. Esa ambición turística que persigue esta ruta también se observa al desplegar la información en la web, ya que aparecen datos sobre dónde está situado el castillo, cómo se puede acceder al mismo o los restaurantes y hoteles que hay alrededor.

El cultural y el histórico no son los únicos aspectos que Amigos de los Castillos persigue con este proyecto. También ayer, durante la presentación de la guía, la asociación firmó un convenio de colaboración con la Universidad de Córdoba (UCO) para impulsar el premio Castillos de Córdoba. Este galardón, explicó Hurtado de Molina, servirá para premiar aquellos trabajos de investigación que, en el ámbito universitario, desarrollen la materia defensiva y sobre fortificaciones de estos espacios cordobeses. “Se trata de ir más allá del aspecto divulgativo y potenciar también lo científico”, añadió.