??????????

El tiempo todo lo cambia, todo lo altera. Así podríamos pensar al contemplar esta reciente fotografía de la Plaza del Carmen en una noche de invierno en la que, el agua caída, apagó los faroles del monumento pero no oscureció los destellos de luz  que encendían el duro adoquinado  que cubría el firme del recinto y que ya no está. El tiempo todo lo cambia…..,, para bien o para mal, ya se verá.