OBJ3837459_1--644x395

El Pleno Municipal  celebrado ayer, último de este año,  tuvo mucho que ver con el teatro en sus dos acepciones  gramaticales: escenificación de una obra literaria  o edificio dedicado  a la representación teatral. Con respecto a la primera no sabríamos calificar si lo vivido en el salón de plenos, con la dimisión de la concejala, fue una parodia o un drama. Sarcástico, al menos, resultó contemplar una escena donde todos los actores del equipo de gobierno interpretaron un papelón que no se lo creían ni ellos mismos (y se les notaba). Todo apuntaba a un drama   porque se derramaron algunas lágrimas, aunque hay que decir que parecían de esas  que llaman de cocodrilo (cuando alguien llora con fingida pena).

Visto lo visto en el Pleno,  me sumo a la pretensión que tiene la Plataforma creada recientemente para que Aguilar cuente con un Teatro, pues solo con el gobierno municipal contaríamos con un reparto de actores que ya quisieran las más excelsas compañías de la capital. Aguilar se está perdiendo unos comediantes que no tienen parangón, y eso que no contamos con un buen espacio escénico, aunque ellos ya actúan brillantemente en el Salón Municipal.

La verdad es que lo sucedió en el Pleno no tiene ninguna gracia más allá de la sátira que produce asistir a la cuarta dimisión dentro del Grupo Municipal Socialista en lo que va de legislatura. NO es para tomarnos a risa el desdén que sufre nuestro pueblo por estar en manos de personas de esta indolencia.  ¡Qué pena de Aguilar!

Qué pena, además,  que ayer el PSOE, apoyado por el PP, aprobarán ( con un alto coste económico en su redacción) El Plan Municipal  de Vivienda, normativa que impide que el solar del antiguo Teatro Español  pueda destinarse para levantar en él el teatro que todos anhelamos tener.  Los socialistas,  no solo malograron la subvención concedida para reconstruir el Teatro Español y han ejecutado su derribo posterior, sino, que, con lo que aprobaron ayer,  impiden legalmente que se pueda levantar en dicho solar el nuevo Teatro.  Y encima tienen el cinismo de decir por las redes sociales que ellos están a favor de que se construya el Teatro.