a

Una de las escuelas más populares de Aguilar durante las décadas centrales del pasado siglo XX fue la de La Milagrosa, regentada por la comunidad de monjas (Hijas de la Caridad), establecidas en el  edificio del Hospital desde finales del siglo XIX. Por las aulas de las monjas pasaron generaciones de aguilarenses (niños y niñas) que recibieron su formación docente en este lugar.  En el periodo indicado el franquismo  había cedió el protagonismo a la Iglesia Católica en el terreno educativo, siempre y cuando se inculcase el ideario del nuevo régimen en la escuela. Por su parte, la Iglesia no tuvo ningún problema en aceptar esta condición. Característico de ese periodo histórico fue  también la vestimenta en los alumnos con la utilización de los “babis blancos” que uniformaban a alumnos y alumnas, aunque separados en clases distintas por sexo.