50835167_2297136373670225_4666436376026152960_n

Seguramente corría el mes de junio de 1929 cuando se tomó esta fotografía que muestra a las autoridades que acompañaban a la procesión del Corpus ese año. La dictadura de Primo de Rivera agonizaba y al frente del ayuntamiento se situaba como alcalde Vicente Romero, aunque en esta procesión el bastón de máxima autoridad del pueblo lo portaba Francisco Tutón Mena, que ostentaba la tenencia de alcaldía. A un lado se situaba el jefe de línea de la Guardia Civil y al otro los dos jueces que también llevaban bastón de potestad.

El marco geográfico no presenta ninguna duda (la puerta del Casino) al divisarse como fondo la calle Arrabal, denominada desde principios del siglo XX  con el nombre de Antonio Toro Valdelomar. Ese año, y por esas fechas, se había reorganizado la Banda Municipal de Música bajo la dirección del notable director Don Eugenio Lloret García, conocido popularmente como el “Maestro Bulili”, cuya delgada y hierática figura se distingue situada justo detrás de las autoridades.