Esta mañana me han reenviado un escrito que, se supone, escribe el presidente de la Asociación de Cazadores de Aguilar y que reproduzco literalmente:

“Buenos días, os informo que anoche el pleno de nuestro ayuntamiento aprobó por mayoría la moción presentada por esta Sociedad de Cazadores a instancias de la FAC en defensa de la caza y el Silvestrismo con los votos a favor de Psoe, PP, PA y con la abstención de IU y Upoa. Recordar siempre que “La caza también vota”. Un saludo”.

IMG-20190101-WA0021 (2)No sé que pensará cualquier persona de este pueblo, incluso siendo socio de dicha asociación, al leerlo. Como mínimo tiene que sentir que la manipulación es considerada por personas sin escrúpulos como algo natural y justificado para conseguir ciertos fines, en este caso electorales.
Va a hacer ahora 16 años que dejé la política municipal para dedicarme a mi profesión y a continuar trabajando desde la organización política a la que pertenezco desde hace 45 años. He intentado trabajar desde dentro, sin interferir en la tarea que le correspondía a otros – gobiernos municipales, concejalas y concejales- aunque siempre aportando ideas y soluciones en positivo para nuestro pueblo.
Sin embargo, las mayorías del PSOE han ninguneado y se han cachondeado de toda la oposición y podrían tener algo de perdón si los resultados de su gestión fuesen incuestionables y magníficos, pero ha sido todo lo contrario, una gestión nefasta que ha descompuesto todo el entramado social, participativo y ético que debe presidir el comportamiento de un pueblo.
Todo esto lo he venido observando desde el silencio público, que no político, pues a través de nuestros concejales en el ayuntamiento bien que hemos levantado la voz.
Bien, pues me he cansado, y aunque el refrán dice que “Quien calla otorga”, en mi caso no es cierto porque no habrá persona que menos esté de acuerdo con lo que veo cada día en Aguilar, que yo.
Me he cansado de la prepotencia, de la ignorancia a conciencia, de los acuerdos plenarios sin meditar, sin analizar, de las actuaciones a salto de mata, de la nula planificación en nuestro ayuntamiento, de que nos tomen por tontas y por tontos, de que intenten sacar pecho mintiendo y echando por tierra a los demás, de que quieran sobornar con limosnas al asociacionismo y les metan miedo en el cuerpo si no responden a sus intereses, de que mi pueblo vaya en picado y no lo conozca ni la madre que lo parió, de que seamos el vagón de cola del desarrollo.
Me he cansado de estar callada. Por eso también le voy a decir al presidente de la Asociación de Cazadores que haga un poco de memoria y me diga cuándo, desde Izquierda Unida, hemos boicoteado la caza ni a su Asociación, cuándo se nos ha llamado y no hemos estado, excepto en su última asamblea porque no han tenido la de decencia de invitar a nuestro grupo y sí a los demás, marginándonos de antemano. No sé si esto lo sabrán sus socios por cierto, porque sé que muchos de ellos están al margen de sus actuaciones y no están muy de acuerdo en cómo se invierten sus cuotas y utilizan partidistamente una Asociación donde no todos los socios son “socialistas”.
No piense, Sr. Presidente, que todo esto es porque me preocupen esos votos de los que usted habla sino porque me importan las personas, me importa la verdad, la honestidad, así que cuando usted quiera me invita a una reunión con sus socios o con su directiva para que les pueda explicar directamente cual es mi pensamiento y el de mi organización sobre la caza, el respeto a los animales y a nuestras tradiciones. Así podrían escuchar qué pensamos sin sus interpretaciones o, mejor dicho, sin sus interesadas interpretaciones.

Carmen Flores Jiménez