a

El pasado sábado se desarrolló en el Paraje Natural de la Laguna de Zoñar un proyecto de recuperación patrimonial llevado a cabo por miembros de la Asociación del Patrimonio Aguilarense, consistente en la restauración de un antiguo muro que delimitaba con la zona conocida como Cabo del Lobo  y la laguna chica, y cuya antigüedad se remonta al menos al siglo XVI.

El desprendimiento de una parte del empiedro del muro podía provocar su desaparición total, por lo que se ha elaborado un proyecto de restauración con el que se pretende preservar este bien cultural y medioambiental existente en el cercano paraje de nuestro pueblo, como testigo de unas formas constructivas que ya no se dan en nuestra comarca. Se trata precisamente de un tipo de arquitectura denominada de “piedra seca”, que ha sido declarada recientemente por la Unesco como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Un grupo de personas, entre las que se encontraban el presidente de la entidad, Francisco Navarro, y el presidente de la Agrupación Ecologista Zoñar, Carmelo Jiménez, realizaron las labores de recomposición del lienzo que se había caído, volviendo a su estado primitivo. Ambos resaltaron la importancia de este acto para que se tome conciencia, por autoridades  y ciudadanía, de la necesidad de conservar estos elementos patrimoniales de nuestro término municipal.

b