??????????

Las últimas lluvias que se han registrado en la provincia de Córdoba (entre 30 y 60 litros por metro cuadrado en lo que va de abril, según la Delegación Provincial de Agricultura) han aliviado la situación de cultivos como los cereales, que ya requerían agua para asegurar las siembras realizadas, y ha permitido la reducción del estrés hídrico del olivar ante la próxima floración. Sin embargo, según la organización agraria UPA, el campo cordobés necesita más de 150 litros por metro cuadrado, que para Asaja llegan a 200 para cubrir las necesidades hídricas de algunos cultivos hasta el mes de junio.

Con datos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) desde el 1 de septiembre y hasta el 6 de abril, en la ciudad de Córdoba se acumulaban 347,2 litros por metro cuadrado, lo que supone 138,8 menos que en la media histórica del periodo 1980-2010. A estos 347,2 litros hay que unir también los 20 litros que se contabilizaron entre el 7 y el 9 de abril. El déficit llega a ser aún mayor en zonas como el pantano de Guadanuño (Cerro Muriano), donde el déficit es de 231 litros, o en Montoro (-167).

Córdoba viene de pasar un invierno seco o muy seco (solo enero fue normal en precipitaciones). De no haber sido por el húmedo otoño, gran parte de los embalses de la cuenca se encontrarían en la actualidad en una situación de prealerta, como sucede con la regulación general y los sistemas de abastecimiento de Sierra Boyera y Guadalmellato.

Los embalses de la provincia almacenan 1.721,5 hectómetros cúbicos y están al 50,4% de su capacidad, el nivel más bajo en un mes de abril desde el año 2009, cuando tenían 1.574 hectómetros cúbicos y se encontraban al 36,9%. Precisamente, este invierno tan seco es el que ha frenado la recuperación que se estaba produciendo en los embalses cordobeses, lo que ha provocado que hoy estén más de seis puntos por debajo del nivel que presentaban hace un año, que llegaban al 56,9%. Es por ello por lo que el presidente de Asaja, Ignacio Fernández de Mesa, estima que tiene que llover «bastante más» en el próximo mes, lo que ahorraría recursos hídricos de los embalses y mejoraría la situación de los cultivos de secano. «Estamos en una mala situación», dice Miguel Cobos, Secretario provincial de UPA.

Diario Córdoba.