52983088_10213891547302128_8436104497138237440_n

Esta bella perspectiva, tomada desde la Placilla Vieja, nos muestra la magnificencia arquitectónica que atesora una de las casas más notorias del callejero local, conocida  popularmente como “Casa de las Cadenas” a raíz de que en 1924 se colocase en su fachada estos elementos de forja para  simbolizar la gracia concedida por el rey Carlos III a Don Manuel Gutiérrez de Salamanca, a finales del siglo XVIII, quien habitaba la casa  de su linaje en el nº 11 de la calle Arrabal.

Un error histórico hizo que las cadenas se colocasen en la casa nº 13, antigua mansión de los Davila Ponce de León, creyendo que fue en ella donde se hospedó en 1730 el rey Felipe V a su paso por Aguilar, cuando realmente fue en la nº 11, perteneciente en aquel tiempo a Don Juan Gutiérrez de Salamanca y Valenzuela.

Las cadenas simbolizan el privilegio que concedía el monarca de turno a algunos edificios civiles y religiosos del derecho de asilo para los perseguidos por la justicia. Como se aprecia claramente en la fotografía, cuando se tomó esta instantánea no estaban colocadas aún las cadenas, por lo que se puede fechar con anterioridad al año 1924.

Ambos edificios constituyen prototipos de las casas señoriales que se levantaron en Aguilar en el transcurso del siglo XVII, pudiéndose fechar estas en torno al año 1670.