1

Un edificio cargado de historia ha sido el marco adecuado y favorable para el desarrollo de un acto histórico que se reviste de la máxima solemnidad, ya que en él se compendia la expresión máxima de la soberanía popular manifestada en el ejercicio democrático de las elecciones que revelan la voluntad de los ciudadanos.  En el Auditorio de los Desamparados, cuyos blancos muros  confinan algunas de las páginas más relevantes de la historia de nuestra ciudad, se ha vuelto a enaltecer el poder del pueblo representado en los 17 concejales que han constituido la nueva Corporación Municipal, entre los cuales se ha elegido a la nueva alcaldesa de Aguilar de la Frontera, honor y responsabilidad que ha recaído en Carmen Flores Jiménez.

La sesión ha estado arropada con la presencia del numeroso público que ha llenado a rebosar el espacio escénico que se ha quedado pequeño, ya que numerosas personas no pudieron acceder al mismo por estar completo el aforo desde antes incluso de la hora de comienzo del acto. La entrega de insignias a los concejales electos, el juramento del cargo, la votación de los candidatos y la proclamación de la nueva alcaldesa, con la entrega de la vara de mando por la saliente, han constituido el eje del desarrollo del protocolario acto, que ha culminado con la intervención de los candidatos de cada Partido.

La ceremonia ha tenido su momento más álgido cuando la ya nueva alcaldesa se ha dirigido a los componentes de la nueva Corporación felicitándolos por su nombramiento y  agradeciendo  posteriormente a todos sus votantes y al pueblo en  general la confianza depositada en la formación política que representa. Dijo que consideraba que esa confianza depositada en ella y su grupo entendían que era “para poner sobre la mesa un trabajo que realizaremos  desde la humildad, sintiéndonos iguales a cada aguilarense, porque lo único que nos diferencia es la autoridad que nos habéis otorgado para que trabajemos por los intereses de Aguilar”.

0223