Hace unos 10 años aproximadamente, me acompañaron unos amigos de Estepa a ver la “Noche de la Media Luna”. Entre ellos venía la Concejal de Cultura del Ayuntamiento de esa localidad Sevillana.

Durante la cena se quedaron admirados de la actividad que se había montado en el recinto del castillo y cómo se había sabido sacar muy buen partido a un lugar emblemático de Aguilar, pero que en las condiciones en que se encontraba no tenía tirón turístico. Igualmente se  lastimaban de lo desaprovechadas que estaban las ruinas del cerro San Cristóbal de Estepa, que a diferencia del castillo de Aguilar,  estaban muchísimo mejor conservadas y con un plan de restauración en marcha.

El tiempo pasó y todos sabemos lo que ha pasado este verano con la “Noche de la Media Luna” (puedes leer el artículo “Adiós al verano cultural” de Antonio Maestre)  y tanto los que participamos en alguna ocasión, como los que disfrutaban de una actividad que se había convertido en tradicional, vimos frustradas nuestras expectativas.

Se puede estar más o menos de acuerdo con las razones de su suspensión, pero terminar con una actividad con 15 años de tradición duele mucho, sobre todo por lo que cuesta montar durante 15 años una actividad de este tipo. Pero el tiempo también pasó para mis amigos estepeños y…. ¿qué han hecho ellos?. Pues saberlo, aumenta el fastidio y se convierte en envidia de pueblo, cuando me mandan un vídeo como el que merece la pena que veáis…

A mis amigos/as de Estepa, felicidades por el trabajo bien hecho.

 

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=SxZu1JGs0hY[/youtube]

José Miguel de la Rosa Sánchez

(Por cierto los dos niños de la primera parte… ex-alumnos mios… orgullo de maestro)