pa

La sobrepoblación de palomas puede llegar a ser un problema de salud pública, puesto que algunas aves pueden padecer enfermedades o ser portadoras de agentes patógenos. Una de las principales vías de transmisión son los excrementos producidos por estas aves. Además, otros problemas derivados de la sobrepoblación de estos animales son la degradación del patrimonio arquitectónico, el mobiliario urbano y la vegetación.

Ante este serio problema, la Concejalía de Medio Ambiente junto con la Sociedad de Cazadores y Club Peña el Coto de Aguilar están llevando a cabo actuaciones encaminadas a controlar la superpoblación de palomas en el núcleo urbano. Estas actuaciones incluyen el seguimiento, monitoreo y captura específica de ejemplares.

Desde la Concejalía puntualizan que, las palomas, cuando su control es correcto (población adecuada, ubicación idónea y estado de salud bueno) constituyen un valor añadido a la belleza del municipio. Por lo que, estas actuaciones persiguen reducir la superpoblación, pero en ningún caso, exterminarlas por completo.

Con respecto a las colonias ubicadas en terrenos, construcciones y edificios particulares, el Ayuntamiento recuerda que los propietarios de estos inmuebles están obligados a mantenerlos en condiciones de salubridad, evitando con ello, la nidificación y asentamiento de palomas. Por otro lado, la ordenanza municipal también prohíbe alimentar animales en la vía pública.

Desde la Concejalía de Medio Ambiente agradecen a los vecinos su colaboración en la detección de estos puntos de presencia masiva de palomas e instan a los vecinos afectados a pasarse por el Ayuntamiento para tratar de solucionar este grave problema.