c

Hay imágenes que evocan el recuerdo y la nostalgia incluso para quienes no las vivieron o conocieron. Los que nacimos en las calles adyacentes a Santa Brígida a principios de los años sesenta del pasado siglo XX, y nuestra infancia transcurrió en la acera o llanito del Hospital (Maternidad) bajo la recortada sombra de la torre mochada de la iglesia, la presencia de los antiguos carteros motorizados  que entraban o salían del noble caserón que acogía la arcaica Estafeta de Correos se mantiene perenne en nuestra memoria y se aviva al contemplar esta fotografía que inmortaliza tan vetusta escena. La añoranza nos invade cuando las imágenes  capturadas en el tiempo nos devuelven los años vividos.