IMG-20191216-WA0008

Hoy ha visitado Aguilar la Delegada de Agricultura de la Junta de Andalucía en Córdoba, Araceli Cabello, quien, acompañada de un grupo de técnicos, entre los que estaba el Gerente de la Agencia Agraria y Pesquera de la Junta de Andalucía, Raúl Jiménez, han mantenido una reunión con la  alcaldesa, Carmen Flores, para valorar  la situación en que se encuentra el Parque Agroalimentario del Sur de Córdoba (PASUR), y avanzar en las posibles alternativas que se puedan dar a este grave problema.

Tras la reunión en el ayuntamiento, estuvieron atendiendo a los medios de comunicación en el propio recinto del parque, donde intervinieron con declaraciones la alcaldesa, la delegada y el Gerente de la Agencia Agraria y Pesquera.

Todos han coincidido en señalar la pésima gestión que se ha hecho durante las últimas dos décadas de este proyecto, ya que, tras una inversión de fondos públicos de cuatro millones de euros, se encuentra en una situación de inviabilidad y generando un coste anual de miles de euros. Tanto la Junta como el Ayuntamiento se han pronunciado y expresado que están trabajando desde hace meses por revertir esta situación, y el primer objetivo es parar la sangría económica que supone tener activa la empresa.

Según los datos aportados  por el gerente de la Agencia Agraria y Pesquera, este  proyecto se creó en su día con una perspectiva de no cumplir su objetivo. A pesar de nacer en el 2007 hasta el 2011 no hay ninguna tarea realizada y, curiosamente, se gastan 100.000 euros anuales en una empresa encargada de llevar la gestión de los balances contables. Una empresa que no llega nunca a presentar esta contabilidad en el Registro”, explicó Jiménez.

Continuó señalando que, posteriormente un ex concejal socialista del Ayuntamiento de Aguilar asume la gerencia sin ningún tipo de experiencia para gestionar este proyecto. Un proyecto que se financia a través de préstamos del estado, que a día de hoy todavía estamos devolviendo. Además, se dividió en varias fases para hacerlo viable, pero aún faltan 730.000 para poder terminar sólo una pequeña parte, a lo que habrá que añadirle más de un millón de euros para la instalación de la red eléctrica. En total han sido cuatro millones de euros para nada.

La solución que se está barajando tanto por el ayuntamiento como la delegación, dijo Carmen flores,  está enfocada a que no signifique más pérdida de la que ya ha supuesto para las administraciones y, sobre todo, para el pueblo de Aguilar.