y

“Testigos de la Pasión”, la obra que se representa cada cuaresma en la calle Villa por la Hermandad del Santo Sepulcro, será representada este año en Córdoba en la parroquia de San Juan y Todos los Santos, La Trinidad, el próximo 20 de marzo.

Cuarenta y dos personas están implicadas en esta producción representada en Aguilar de la Frontera desde el año 2007, según el texto del director de la obra, Francisco Cabezas Pérez, que acude a diferentes textos para narrar la pasión y muerte de Jesús, basándose principalmente en el Evangelio. En esta versión teatral de la pasión de Cristo, el autor se aproxima a la percepción personal de quienes la presenciaron, personas no tan conocidas como Rebeca, Lidia o Alejandro y también los apóstoles”.

La obra dispone de cinco escenarios distintos para su representación, dos principales por los que el espectador localiza la casa de Poncio Pilatos y El Calvario, y otros tres donde se desarrollan diálogos entre actores y público, en un soliloquio dramático que interpela  a los espectadores. Estos escenarios se disponen en la nave central de la Parroquia de San Juan y Todos los Santos (Trinidad) a modo de pasarela y el público se sitúa a ambos lados de la plataforma, a fin de conseguir pleno contacto visual con los actores.

La obra consigue con la iluminación subrayar las emociones de cada pasaje de la Pasión y permite personificar a los personajes para envolver cada uno de los momentos en una luz distinta, creando un juego simbólico que ayuda a la comprensión de la obra en su dimensión espiritual. Las representaciones en la localidad aguilarense se han llevado a cabo en la calle Villa, y solo en caso de lluvia se ha representado en la parroquia de Santa María del Soterraño.

Los actores que participan en esta obra son voluntarios con sensibilidad cultural, algunos de ellos formaron parte de un grupo creado por su relación con el ayuntamiento de Aguilar de la Frontera durante la celebración de la “La Noche de la Media Luna”, desde hace más de 20 años. Al mismo tiempo, el reparto de “Testigos de la Pasión” está integrado por voluntarios de la Hermandad del Santo Sepulcro, ligada al origen de esta iniciativa cultural. De hecho, la Hermandad del Santo Sepulcro ha cedido su casa de hermandad para los ensayos de las representaciones que han tenido lugar en Aguilar.

Los actores son veintidós, mientras que otras veinte personas se encargan del montaje de escenografía, vestuario y maquillaje. El vestuario está confeccionado en talleres locales e inspirados en películas de cine.