10-1

Medio siglo hace que se tomó esta fotografía, un Viernes Santo en el que la lluvia atenazó la   procesión del Nazareno  a lo largo de todo el recorrido, llegando incluso a caer varios chaparrones como delatan los mojados adoquines. En este momento el paso se encontraba parado a mitad de la calle Carrera. Delante del mismo y comandándolo aparecen Manuel Llamas Luque, hermano mayor, y Francisco Cabanillas que era el capataz.

Como curiosidad se aprecia que la cruz que portó Jesús ese año es la antigua de madera. El motivo pudo ser que se estuviese restaurando la cruz de plata.