i

Desde que comenzó esta situación excepcional muchos han sido los colectivos que se han visto afectados por las medidas de confinamiento. Dentro de dicho colectivo nos encontramos con el sector de la enseñanza, el cual se ha visto obligado a adaptar su docencia presencial por una telemática de forma que puedan continuar con el proceso de enseñanza-aprendizaje. Este hecho ha provocado que el alumnado sin recursos informáticos no pueda hacer un seguimiento de la docencia telemática. Ante esta situación, desde la primera semana de confinamiento, el IES Vicente Núñez (Aguilar de la Frontera) comenzó a hacer un préstamo del material informático del centro para salvar, en la medida de lo posible, de la brecha digital.

Según palabras de su coordinador TIC, Javier Mejías, desde que comenzó el programa de préstamo casi treinta familias se han acogido al proyecto a través del cual el centro cede de forma temporal un ordenador portátil a quienes no dispongan de material informático en casa por poder hacer un seguimiento del aprendizaje a distancia.

ii