f

Más de cuatro décadas de antigüedad atesora esta interesante fotografía que nos remonta en el tiempo hasta los primeros años de la década de los ochenta del pasado siglo XX, y nos sitúa geográficamente en el antiguo patio del edificio del Pósito, en una reunión-convivencia de componentes y directivos del Centro Filarmónico Aguilarense, que se había constituido algunos años antes.

En esas fechas la citada entidad musical tenía su sede en una de las aulas de las escuelas que existían en el histórico recinto de la Cuesta de la Parroquia. La fotografía  muestra el espacio del actual patio de la Biblioteca Municipal, donde se emplazaban algunos servicios del colegio como los wáter o la cocina de los caseros que cuidaban el edificio.

Si buscamos un denominador común en el grupo de personas que aparecen retratadas ese es, sin duda, su afición a la música  y el trabajo desinteresado por una entidad cultural de larga trayectoria en nuestro pueblo, como es el Centro Filarmónico, cuyos orígenes se ubican en las agrupaciones musicales que ya existían en Aguilar en el siglo XIX.