f

Una vez que se ha conocido que el Ayuntamiento no celebrará las verbenas del Cerro Crespo y la Virgen del Carmen,  hoy es la Junta de Andalucía la que anuncia que pedirá a los alcaldes que no celebren festejos en los meses de verano, por lo que cada día parece más  evidente que la Feria Real no podrá celebrarse a tenor de lo que recomienda el Gobierno Andaluz.

El consejero de Presidencia y portavoz del Gobierno de la Junta de Andalucía, Elías Bendodo, ha explicado que el Ejecutivo andaluz solicita a los alcaldes de los municipios de la comunidad autónoma andaluza que se evite la celebración de las ferias y fiestas habituales de los meses de verano para que no se produzcan contagios de Covid-19. “Es imposible mantener las distancias de seguridad”, ha dicho.

En ese sentido, en rueda de prensa después del Consejo de Gobierno, Bendodo ha pedido que los municipios andaluces no celebren ferias, romerías, fiestas y otros eventos multitudinarios para evitar las aglomeraciones durante los meses de junio, julio y agosto.

El Gobierno andaluz defiende que esta medida para evitar que se produzcan reuniones masivas de personas en los próximos meses ayudará a “no dar un paso en falso” en la senda de la recuperación de la pandemia que sigue actualmente Andalucía.

Bendodo ha asegurado que, aunque Andalucía registra la mejor evolución de la pandemia en toda España, “no es momento de tomar riesgos”, por lo que la Junta hace un “llamamiento a la prudencia” para evitar celebrar eventos multitudinarios como ferias, romerías o verbenas.

Según Bendodo, Andalucía estaría en condiciones de hacer frente desde el punto de vista sanitario a un rebrote del Covid-19, pero “sería letal para nuestra economía”.

El consejero de Salud y Familias ha incidido en “recomendar la no celebración” de estas fiestas y eventos, al no poder asegurarse el control de posibles contagios y su trazabilidad, para seguir los contactos de los casos positivos que se produjeran en eventos de este tipo.