a

Medio millar de personas ha participado en una marcha en Córdoba, convocada por la Asociación de Feriantes para demandar al Gobierno que se les considere como un actor cultural y se les deje trabajar lo antes posible. Un considerable número de participantes han llegado desde Aguilar, acompañados por la alcaldesa, Carmen Flores, junto a varios miembros más del  Gobierno Municipal y los portavoces de UPOA y APD.

También ha encabezado la marcha Paco Jiménez, presidente de la Plataforma Comerciantes y Empresarios Feriantes de Andalucía (Cefan), que ha detallado que hay compañeros suyos que están dados de alta como autónomos y/o trabajadores en el epígrafe del sector del metal, otros en el sector de la hostelería, otros en el sector de los juegos de azar y otros en el sector cultural.

La demanda mayor del sector es que no existe un epígrafe propio para el empresario feriante,  principal motivo por el que se han quedado fuera de las ayudas del estado de alarma. Esto ha provocado que  la inmensa mayoría de los empresarios feriantes no estuvieran dados de alta, pues su temporada de actividad va desde Semana Santa hasta octubre.

El hecho de no aparecer como autónomos al inicio de la pandemia ha hecho que la mayoría de los feriantes no hayan tenido acceso a ninguna de las ayudas económicas. A eso se le suma el horizonte negro en cuanto a la posibilidad de volver al trabajo, que no parece muy posible en estos momentos, lo que deja en el aire la supervivencia económica de aproximadamente un millar de familias, según los cálculos de Ángel Cristo, presidente los feriantes en Córdoba.

Desde las asociaciones del sector de feriantes solicitan poder e retomar la actividad cuanto antes, aunque reconcomiendo que, con la actual situación y ante las recomendaciones sanitarias, es imposible que se haga de manera que participaran todos los feriantes.

La marcha, que ha transcurrido desde El Arenal hasta el Bulevar del Gran Capitán -en la sede de la Delegación de Hacienda ha terminado- transcurriendo evidentemente por la calle San Fernando, conocida popularmente por los cordobeses como la calle La Feria, una muestra más de lo arraigada que está esta tradición en este país.

b