t

Espectacular fotografía del último cuerpo y linterna de la Torre del Reloj, tomada a una altura que permite contemplar el paisaje de olivares que se proyecta en el horizonte hasta la frontera de la vecina ciudad de Montilla. Coronada por la popular veleta que marca el punto más alto del monumento, y la cúpula embellecida por la cerámica dieciochesca, en blanca y azul, se sitúa el nido de cigüeñas en el que se distingue claramente tres ejemplares.

Foto de la página web de la Agrupación Ecologista “Soñar”.