p

Nada más clásico en las mañanas endomingadas del Aguilar de mediados del pasado siglo XX, que los paseos en el Llano de las Coronadas con el fondo musical de los típicos pasodobles que interpretaba la Banda Municipal dirigida por Don Sebastián Valero. Pequeños y mayores colmaban el ajardinado recinto, ensimismados en sus juegos los zagales y compartiendo interminables tertulias los padres y abuelos.