as

En el proyecto que tiene el actual Equipo de Gobierno de adecuar parte del recinto ferial como zona de aparcamiento público, se ha dado un avance importante en estos días, ya que se ha ejecutado el proyecto de derribo de las antiguas microescuelas existentes en este lugar. Se trataba de dos unidades, de las cinco que se levantaron en este emplazamiento en la década de los años sesenta del pasado siglo XX, destinadas a la enseñanza primaria.

Se ha tratado de satisfacer también una demanda de los vecinos de las calles colindantes y los usuarios del paseo, ya que, el estado de ruina y deterioro que presentaba estas construcciones, constituían un peligro para las personas y un foco de suciedad e insalubridad para la zona, además del impacto visual negativo que provocaba en el entorno.

Los trabajos de desescombro y limpieza los ha realizado la empresa aguilarense “Transportes y Movimientos de Tierras”. Previamente una empresa especializada había retirado el tejado de las microescuelas por tratarse de uralita. Una vez demolido el edificio, su amplio solar se destinará a aparcamiento, para lo que se realizará las obras necesarias en las próximas semanas.

Estas consistirán en el cerramiento lateral, siguiendo el modelo del existente en el frente de la calle Nueva, y la construcción de un muro cerrado en la zona que da a la parte del callejón, entre el centro de transformación y la caseta de feria. Además se dotará de un firme de hormigón, igual al que se efectuó en esta zona hace unos meses.

También se  va a dotar a todo el aparcamiento de una iluminación acorde al uso que tiene, potenciando la luminosidad todo el recinto con la colocación de reflectores que incrementarán considerablemente la luz que tiene en la actualidad. Estos trabajos están siendo supervisados por la concejalía de Obras y Servicios.