images

La organización agraria Asaja Córdoba ha celebrado la sectorial de viñedo tras la finalización de la campaña en el marco de la Denominación de Origen (DO) Montilla-Moriles, donde se ha señalado “que la caída de las ventas está siendo de aproximadamente un 12%, si bien se esperaba más severo, cercano al 30%”.

En este sentido y en una nota, el presidente de la sectorial Juan Manuel Centella, ha subrayado que “el motivo de la bajada de precios es la incertidumbre que vivimos, teniendo en cuenta que la previsión de mercado que se hizo era muy pesimista, provocando que haya bajado el importe de la uva”.

En cuanto al desarrollo de la campaña, ha afirmado que “los grados y la calidad de la uva ha sido muy buena, aunque la producción ha sido menor”. La cosecha de uva blanca ha sido un diez por ciento menor que la campaña anterior, que ya había sido baja, pasando de los 38,8 millones de kilos de uva blanca a los 35,9 millones de kilos actuales. Los motivos de la reducción han sido la sequía del año pasado y las lluvias de primavera que pudieron afectar a la floración.

El descenso de la uva tinta ha sido aún mayor con una producción de dos millones de kilos, un 40 por ciento menos que los 3,5 millones de kilos de la campaña pasada. Además, cabe destacar que la situación de la tinta en la zona es de cada vez menos superficie y menos producción.

Para concluir, la sectorial ha mostrado su “preocupación por la disminución de la producción”, todo ello “sumado a bajada de precios de un 15 por ciento con importes de 0,34-0,39 euros el kilo de uva en relación con la campaña anterior, que fue de 0,42 euros el kilo”.