unnamed

Coincidiendo con la cercanía de la festividad de Todos los Santos y Difuntos, que tiene como eje de celebración el Cementerio Municipal, el concejal de Obras y Servicios,   Antonio Maestre,  ha ofrecido una rueda de prensa en la que, además de  informar a la ciudadanía de las normas que regirán la visita al Campo Santo,  ha desgranado las mejoras que se han realizado en el mismo en el año transcurrido desde el pasado mes de noviembre del 2019.

En el  balance del trabajo llevado a cabo ha resaltado tres proyectos de obra que han mejorado bastante la realidad que presenta este espacio, en el que, según el concejal, existen muchas deficiencias que se irán abordando cada año con distintos proyectos de trabajo.

En principio, Maestre  se ha referido a la construcción de nuevos nichos, ya que el número de los existentes disponibles era bastante escaso. De esta forma, se ha ejecutado una primera fase en la que se han realizado un total de 60 unidades, teniéndose previsto continuar con nuevas fases hasta completar los 240 que comprende la totalidad del nuevo cuartel. El importe de esta obra ha sido de 35.000 euros.

Otra de las actuaciones se ha llevado a cabo con una primera fase de reposición de tejados en los cuarteles en los que era más que evidente el deterioro que presentaban estos. El objetivo, ha dicho, es continuar con una nueva fase el próximo año hasta resolver la problemática que presentan la mayoría de los cuarteles de bloques de nichos. La inversión en este proyecto ha sido de 14.000 euros.

Por último,  el edil ha explicado que desde la concejalía de Obras  se ha acometido un plan de eliminación de barreas arquitectónicas dentro del Campo Santo. Dentro de este proyecto, se ha actuado en el acerado de la pared lateral derecha del Cementerio, eliminando las escalinatas existentes que salvaban el desnivel, colocando en su lugar una rampa de solería que ocupa lo que anteriormente era una calzada de cemento. La coste de estas intervenciones ha ascendido a 9.000 euros”.