rr

La concejalía de Obras y Servicios ha iniciado las obras de remodelación del Parque Miguel Hernández, situado en la barriada del Cerro Crespo, en las inmediaciones del Instituto Ipagro. La actuación dará solución a uno de los problemas que sufre esta zona verde desde hace años, como es el levantamiento del acerado lateral, debido a la acción de las raíces de la arboleda.

La situación del pavimento y acerado, que se encontraba totalmente quebrado, hacía imposible el tránsito de personas por este lugar, obligándolos a bajarse a la calzada, con el peligro que conlleva para su integridad física. Esta circunstancia, denunciada por las asociaciones vecinales del barrio desde hace años, requería de una actuación que solventase definitivamente el problema, ya que, las obras parciales que se venían realizando, terminaban sucumbiendo ante la fuerza  y extensión de las raíces.

La labor acometida consistirá en el levantamiento completo del pavimento sobre el que se sitúa la locería, de forma que la zona que ocupaba la acera quede integrada en la parte ajardinada del recinto, permitiendo así que las raíces y los árboles – Brachichito o árbol botella (Brachychiton populneus)-,  se desarrollen en plenitud  y sin dañar la zona peatonal y calzada.

El inconveniente de esta variedad de árboles radica exactamente en sus raíces, ya que son superficiales y terminan siendo muy grandes, por lo que deben ubicarse en espacios abiertos donde ellas puedan crecer libremente y además donde se pueda observar su belleza. Con estas obras se evitará  que sigan levantando el suelo y se ampliará el espacio ajardinado.

El trabajo se completará adecuando la conexión entre el tramo de acerado que queda y el pavimento que existe en los pasos del jardín, por los que podrán  transitar las personas y acceder a las calles colindantes sin tener que pisar la zona de terrizo. También, y a  petición de los vecinos, se ampliará el número de bancos en esta zona  donde, ya el año pasado, la concejalía de Parques y Jardines, repuso los ejemplares de árboles que se habían secado y los que no fueron repuestos en años anteriores.