cu

Algunas de las numerosas misiones de adoctrinamiento religioso de la sociedad española, que se celebraron  durante la dictadura franquista, contó en nuestro pueblo con la presencia del obispo de la Diócesis, que solía poner el broche a los distintos actos convocados.

En aquella época la visita del mandatario diocesano constituía todo un acontecimiento social y político de apoyo al régimen, ya que en él confluían los dos principales poderes que sustentaban el sistema dictatorial, como eran los clérigos y  los militares.

El pueblo se engalanaba para estas celebraciones, y el obispo era recibido con todos los honores, realizándose una convocatoria general de obligado cumplimiento para que la población asistiese a cualquier acto de estas características.

Esta fotografía corresponde a la Misión celebrada en Aguilar en de los años cincuenta, y recoge el momento en el que  el obispo de Córdoba, Fray Albino González, llegaba al Llano de las Coronadas, donde fue recibido, entre otros, por el numeroso clero que residía en nuestro pueblo en aquellos años. Regentaba el templo del Soterraño el sacerdote Julián Aguilera, de feliz memoria para algunos y de lo contrario para la mayoría.