Aremehisa, en un escrito presentado al alcalde el pasado 20 de septiembre, ha solicitado la retirada de las fotografías de los alcaldes de las dictaduras de Primo de Rivera y Franco del Salón de Plenos y de la página web municipal.

Fundamenta su petición en el artículo 15 de la Ley de Memoria Histórica y en el “agravio personal y humano que actualmente las personas libres y demócratas podemos contemplar al observar en el Salón de Plenos y en la web del Ayuntamiento a los alcaldes elegidos libremente y por elección democrática, junto a los que lo fueron por la fuerza de las armas”.

Según Aremehisa la presencia de los alcaldes de ambos regímenes en el salón de Plenos supone una declaración de intenciones políticas que equipara a todos los alcaldes que figuran en los cuadros. Destaca, asimismo, que el hecho de que sigan colgados en el salón de plenos es “para vergüenza de todos aquellos representantes políticos que lo han permitido”.

El alcalde presidente del Ayuntamiento, Francisco Paniagua, por su parte, ha declarado al diario Córdoba que “no tiene especial interés en mantener las fotos de ningún alcalde, incluido él mismo”