Continuando la temática de la fotografía con la que inauguramos esta sección y permaneciendo en el mismo enclave geográfico, el Barrio Bajo, en el mismo día, y solo algunas horas ántes, se visualiza el discurrir de la procesión por este lugar, concretamente cuando el trono está bajo los arcos de colchas que adornaban la embocadura de la calle Menbrilla con la Piedra Franco.

 El tipismo y colorido de la fotografía resaltan la belleza de la escena y reflejan todo el populismo que rodeó la procesión  extraordinaria del Nazareno por el Barrio Bajo en el año 1976. La radiante luminosidad de la tarde de mayo, irradiada desde la blanca cal de las fachadas de las casas, permite situar la hora aproximada en que se tomó la instantánea, además de otorgar al momento un halo de esplendor que evoca la solemnidad de la procesión del Viernes Santo

  Junto al trono se arremolinaban una cantidad considerable de personas, algunas de ellas ya fallecidas,  fácilmente identificables por su vinculación con la cofradía e Imagen. Es de resaltar el grupo jóvenes que se situaron delante del trono, entre ellos, un joven Guillermo Llamas “Guiller”, quien nos ha cedido la fotografía.     

 Antonio Maestre Ballesteros