• La ordenanza sobre el precio del agua que el miércoles aprobará el Pleno de la Diputación contempla una serie de beneficios para aquellos municipios que durante el pasado verano sufrieron los terribles efectos de las inundaciones, como es el caso de Aguilar de la Frontera y Bujalance, donde además de las cuantiosas pérdidas, tres personas perdieron la vida a causa de la inesperada tormenta que cayó sobre las dos poblaciones cordobesas. De esta manera, la Empresa Provincial de Aguas (Emproacsa) tendrá en cuenta que el consumo se disparó en aquellos fatídicos días del mes de agosto a consecuencia de las tareas de limpieza, que se extendieron por espacio de más de una semana.

    El diputado provincial responsable de la empresa pública, Antonio Ramírez, ha justificado esta medida diciendo que “en ese tipo de situaciones, los vecinos se ven obligados a utilizar constantemente las mangueras de agua, enchufadas a la red de agua potable, para limpiar su casas y enseres. Todo ello se traduce en un consumo de agua considerable que repercute en las familias, por lo que desde la Diputación vamos a ser sensibles a ese tipo de situaciones”, explicó el diputado provincial socialista. De ahí que con relación a las bonificaciones Ramírez ya anunciara que, a las tradicionales reducciones para mayores o familias numerosas se añade un tratamiento distinto del consumo para casos en que acontezcan catástrofes naturales, como es el caso aguilarense o bujalanceño. En principio, la propuesta de Emproacsa es que al usuario se le gire el coste del metro cúbico en estos casos al mismo precio que los ayuntamientos pagan el agua en la fase de alta.

    A esta ventaja fiscal para las familias afectadas se une el hecho de que, según ya avanzó el responsable de la empresa dependiente de la Diputación, el aumento del recibo del agua no subirá prácticamente nada en aquellos municipios en los que Emproacsa presta el servicio en todo el ciclo integral del agua, mientras que en las localidades en las que sólo se encarga de la gestión en alta o la depuración la subida de la tasa será del 1,8%, que es la previsión de aumento del de Índice de Precios al Consumo (IPC).

    No obstante, cuando se debata este asunto en el Pleno el grupo de Izquierda Unida planteará que esa subida del prácticamente 0% se amplíe no sólo a los ayuntamientos en los que Emproacsa asume todo el proceso del agua, sino también a aquellos en la que la gestión de este servicio estén en manos de entidades públicas. Una visión muy distinta tiene el PP, que ya anunciado que votará en contra de esta ordenanza y asegura que con la modificación de los tramos se puede esconder un aumento en el recibo del agua de hasta el 25%.

    Además de las bonificaciones para los vecinos afectados por catástrofes naturales, una de las novedades para el año 2011 en Emproacsa es que por primera vez en muchos años no tendrá aportaciones de la Diputación para enjugar su déficit. Así, Antonio Ramírez ha augurado que 2010 se cerrará, cuando menos, con equilibrio presupuestario entre ingresos y gastos. Es más, incluso hay posibilidad de terminar el ejercicio con superávit. El diputado de Acción Territorial comentó que a esta nueva situación se ha llegado por los ajustes y la racionalización del gasto. Emproacsa cuenta con una plantilla de más de 200 trabajadores y su presupuesto anual ronda los 25 millones de euros. La empresa estima que el consumo de agua en la provincia crecerá en torno un 3% el año que viene.