Archipiélago Gulag del escritor ruso Alexander Solzhenitsyn, premiado con el Nobel en 1970, es una de las creaciones fundamentales de la literatura tanto rusa como universal. Por ello, deseo recomendar su lectura por la crudeza de su narración al igual que por el propio valor del escritor al realizar un texto tan peligroso en una situación tan precaria y cercana a la muerte.

La primera copia fue publicada en París en 1973 después de que se perdiera uno de los manuscritos al caer en posesión de la KGB tras torturar a la secretaria del autor, encargada de velar por su publicación.  

Solzhenitsyn denuncia toda la estructura de represión del estado soviético al mando del dictador ruso Josef Stalin. Tal es así, que contando con su propia vivencia y con los testimonios de dos centenares de personas que sufrieron las agónicas experiencias de estos campos de reeducación, prisión, concentración o exterminio, realizará una visión implacable de la Unión Soviética y de sus gobernantes. Eliminando cualquier ilusión de vivir en un estado comunista en el que el trabajador sería considerado la máxima prioridad. Mostrando una realidad apenas conocida por una buena parte del mundo.

En estas líneas el escritor ruso deja demostrado cuan larga se hizo la dictadura del proletariado, llegando a degenerar en una barbarie exterminadora, ya no sólo con los disidentes y los pensadores contrarios al régimen sino contra todos los que creyeran peligrosos para la estabilidad del comunismo soviético.

Si como en anteriores ocasiones el lector tiene la curiosidad y las ganas de elegir este libro como parte de su lectura, descubrirá situaciones inverosímiles difíciles de asimilar. Siempre recordaré un ejemplo de la crueldad e intolerancia de la dictadura soviética al leer el libro, cuando un grupo de personas que por celebrar una fiesta en casa, en la que sirvieron café y pastas fueron destinadas a los gulag de Siberia.

En definitiva una obra brutal, en la que la realidad supera con creces la ficción. Con un lenguaje tan poco dado a los adornos que no hará más que llevar al lector por una vida inhumana contada a través de la pluma fácil y amena de Alexander Solhenitsyn.

¡Disfrutadlo!                             

Autor: Alexander Solhenitsyn.

Editorial: Tusquets, 2005. 824 pp.

Francisco G. Zurera Álvarez.

Imagen: bibliocriptana.wordpress.com