En estas fechas, ya cercana la Navidad, vuelven como cada año unas cancioncillas a las que llamamos “villancicos”. Wikipedia nos informa que “las primeras composiciones que podemos denominar con este nombre surgieron hacia la segunda mitad del siglo XV, durante el renacimiento como una evolución de formas musicales populares mucho más antiguas. Formas similares eran llamadas hasta el siglo XV cantigas o canciones”

Villancico fue la denominación que se fijó indicando su origen o asimilación por parte de los villanos (villanicos). El pueblo, lo popular. Como manifestación culta de esa forma podría valer este ejemplo, procedente de Canciones y Villanescas Espirituales de Francisco Guerrero:

http://www.youtube.com/watch?v=XKWpqlI75tg

Wikipedia sigue informando y en Internet podemos encontrar montones de ejemplos de villancicos de diferente países y momentos. Lo que ya no encontramos (o muy difícilmente) son las manifestaciones populares genuinas, uno de los muchos efectos negativos de la globalización: por todas partes suena prácticamente lo mismo y, normalmente, de un nivel medio paleto posmoderno que asquea, y sin más pretensión que la de atontar y estimular a un consumo sin criterio razonable. Un exceso de dulzor, de candor, de luz y color que da como resultado un producto lamentable, penosos ñordos empalagosos que hacen de estas fiestas unos días de colorín sin fin, aydelchiquiquirritín, que lo único bueno que nos ofrece es descansar del trabajo (el que lo tenga) y visitas de familiares y amigos y los que no los tengan se sentirán los más desgraciados del mundo principalmente el 24, el 25, el 31, 1, y 6 y menos mal que ya pasó porque no hay ni cuerpo, ni bolsillo, ni sensibilidad que pueda con más. Es comprensible que inspire personajes como El Grinch.

Pero, a lo que iba: resulta muy difícil encontrar manifestaciones populares genuinas. Quería mostraros algunos ejemplos cercanos, principalmente la Zambomba de Luque (no confundir con las de Jerez) o al menos unos coros de Campanilleros o Hermanos de la Aurora, siempre manifestaciones populares andaluzas ajenas (y anteriores) al flamenco que, dicho sea de paso, está acabando por contaminar todo lo andaluz, otra “globalización”. Pero no he podido. O no sé moverme lo suficientemente bien por la red o, sencillamente, no hay donde rascar. Desde aquí responsabilizo directamente a los propios grupos que aún practican esas músicas y a los Ayuntamientos respectivos por no hacer públicos (hoy en día, Internet) esos ricos fondos culturales. Lo que, por otro lado, nos invita a asistir por estos días a, por ejemplo, Luque, Zuheros, Almedinilla y aldeas cercanas a Priego para poder sentirlos en directo. Antes de la Navidad los corros o grupos ensayan sus villancicos y hacen salidas a la calle cantando y donde no falta el resoli.

El villancico tradicional que escuchamos en estos pueblos de la Subética nos retrotrae a tiempos remotos. Recuerdo la primera vez que lo escuché, en un concurso de villancicos de los celebrados en Rute allá por los 70, con una sorprendente introducción que ya quisieran muchos grupos de heavy metal. Se trataba de un villancico largo que alternaba solos y respuesta del coro y con un acompañamiento únicamente de percusión: zambombas, panderos, panderetas, carracas, cántaros, sonajas, almirez… contundente y desconcertante comparado con los demás grupos convencionales. El capataz dirigía con un bastón, a la manera de las pandas de verdiales. Y ganaron el primer premio, en esa ocasión y en otras muchas, justamente otorgado por un jurado que solían integrar varios profesores del Conservatorio de Córdoba.

Pues, a falta de estos villancicos, os muestro lo que he encontrado. Son enlaces de grabaciones puntuales que, aún con las imperfecciones comprensibles, nos vale para el propósito que buscaba. Ahí van:

Priego

Hermanos de la Aurora. Se trata de una ronda nocturna. Los que hayais salido de serenata  por el día de la Inmaculada (o los que la hayan escuchado) os resultará fácil reconocer el conocidísimo canto de Campanilleros en las muchas versiones que se pueden escuchar por los diferentes pueblos. La que nosotros cantamos en Aguilar viene a ser una versión más, en este caso para rondalla.

http://www.youtube.com/watch?v=YGfyy_5jr5I&NR=1

Luque

Hermanos de la Aurora. Hacen una interpretación seguramente original de este tipo de cantos. Las voces impostadas, sin artificio pero con algunos adornos interpretativos, tienen la sonoridad propia del canto tradicional. Es notable la presencia de la campanilla, como corresponde. El acompañamiento de guitarra es sencillo y las voces son apoyadas por acordeón y flauta al unísono:

http://www.youtube.com/watch?v=xT0w-dyKj2I&feature=related

Coro infantil haciendo una interpretación propia de las Zambombas en Navidad. Hacen un canto modal, sencillo y repetitivo sobre un ritmo binario marcado por la profunda zambomba y acompañado por el resto de la percusión: rascadores, castañuelas. almirez…

http://www.youtube.com/watch?v=SiyknL_0tV0&NR=1

Castro del Río

Hermanos de la Aurora. En esta ocasión un grupo más numeroso tanto de voces como instrumentos. Hacen una interpretación algo más compleja, sobre todo el coro cantando todo el tiempo a intervalos de terceras paralelas, recurso empleado en la música popular para dar la sensación de riqueza y densidad. Sin embargo, la percusión sigue siendo la misma: sencilla, machacona y estridente. Los dos enlaces son la misma interpretación en diferente momento.

http://www.youtube.com/watch?v=4YBEJaOgjMo&NR=1

http://www.youtube.com/watch?v=TrfPFl_yvaU&NR=1

Zuheros

Primero una banda de cornetas y tambores intepretando conocidos villancicos con una percusión que recuerda a la de las Zambombas. No corresponde al hilo de lo que traía pero me ha parecido que os podría gustar:

http://www.youtube.com/watch?v=KLKmfHfFI1k&feature=related

Aquí, una reunión de personas enganchando el villancico que se va proponiendo y que poco a poco todos van siguiendo. Típica reunión para cantar. El “combo” ya veis, así hasta donde haga falta.

http://www.youtube.com/watch?v=imNhBaANXl8&NR=1

Más de lo mismo pero ya en orden. Sobre el pulso propuesto, sin subdivisiones, el canto se percibe binario o ternario según el alargamiento y acentuación de las notas:

http://www.youtube.com/watch?v=RtECSPVHr-E&NR=1

Además, os dejo el enlace del programa Músicas de Tradición Oral, de RNE Clásica, donde los interesados podrán dar cumplida satisfación a su deseo por oír músicas de todo el mundo que, hasta hace poco, nos resultaban cercanas y que cada vez más, por desgracia, nos van sonando como cosas raras:

http://www.rtve.es/podcast/radio-clasica/musicas-de-tradicion-oral/

Para finalizar, creo que tendríamos que recordar que los villancicos, además de sencillas canciones navideñas, son el ingrediente que propicia una buena comunicación entre familiares y amigos para disfrutar de unas fiestas entrañables como son la Navidad.

Saludos.

Francisco Flores