Se acabó el 2010. Ha sido un año marcado por la crisis, el paro, las riadas … Pero todo no puede ser malo.

   Hay muchas personas que, con sus pequeñas aportaciones, hacen que nuestro día a día sea cada vez mejor y nos refuerzan nuestra confianza en el ser humano. Para ellos va mi enhorabuena.

   Enhorabuena …

… en primer lugar a Joaquín López, nuestro héroe local, porque arriesgó su vida por salvar la de unos vecinos.

… a los vecinos de “El Tejar” porque en este año han sabido el verdadero significado de la amistad y la solidaridad.

… a los del coche rojo, las de la gasolinera … que tuvieron que esperar 3 larguísimas horas temiendo por su vida  y ahora pueden contarlo.

… a los que perdieron todo lo que tenían en sus casas y naves y han sido capaces, luchando, de volver a “vivir”.

… al del coche “anfibio”, que salvó a tantos coches de un desguace seguro.

… a los vecinos del llano, y en especial a Pedro, que han demostrado que no hay que esperar a que haga otro las cosas y se han unido para hacerlas ellos.

… a los que han levantado los pasos de cebra que, aunque altos, hacen que los locos del volante se lo piensen antes de correr.

… a todos los músicos de nuestro pueblo, por hacernos pasar momentos inolvidables

(Concierto de habaneras y coplas, de Santa Cecilia, Semana Santa, Año Nuevo, Navidad …)

… a los técnicos que han arreglado la carretera del cementerio, gracias a ellos tienen empleo un par de trabajadores durante todo el invierno limpiando el barro.

… a los vecinos que son capaces de juntarse para adornar sus calles para el Corpus, haciendo de ese día, un día de convivencia.

… a los organizadores de Semavin porque son capaces de reunir a todo tipo de gente alrededor del vino.

… a todos los deportistas de nuestro pueblo, ya sea andando, corriendo o en bicicleta, son un ejemplo para todos.

… a los que han hecho el llano “nuevo”, ya llegará quien lo ponga bonito.

… al panadero y al butanero, que llenan nuestras mañanas de música bocinal para que no se nos pasen.

… a los alcaldables, que nos demuestran su valentía presentándose para trabajar por su pueblo, sabiendo que no se van a llevar nada más que disgustos.

… a los maestros que cuidan y educan a nuestros hijos a pesar de que los padres nos empeñemos en maleducarlos.

… a los abuelos, que, con su paga, están manteniendo a familias enteras en paro.

… a la Plataforma de Angeles Zurera que, un año más, han conseguido que no caiga en el olvido.

… a los que, a base de lucha y sufrimiento, han superado una enfermedad grave y ahora se aferran a la vida.

… a los que saben respetar una cola, ya sea en el médico o en la tienda.

… a las personas que hacen de su profesión un servicio a los demás, sin querer hacerse ricos en cada trabajo que realizan.

… a las cofradías, que han encontrado otra manera de sufragar sus gastos que no sea agobiando con la lotería.

… a los que trabajan todo el año en dichas cofradías sin recibir nada a cambio, para que todos podamos disfrutar del fruto de su trabajo.

… a los costaleros, sin ellos nuestra Semana Santa no saldría a la calle.

… a la TDT, que nos ha hecho descubrir que hay cosas mejores que hacer que ver la tele, una tele que, con más de 30 canales, no sale de lo mismo.

… a los que van por la calle sin gritar y sin tocar en los porteros, ellos no lo necesitan para afirmar su personalidad.

… a los que cuidan, por vocación, a nuestros mayores en la asistencia a domicilio.

… a los albañiles que no empiezan a las 8 de la mañana con el martillo percutor y luego lo dejan a las 10.

… a los comerciantes de la C/Andalucía, por ser capaces de seguir con su asociación y unirse para toda clase de eventos.

… a los que, por fin, han conseguido dejar de fumar, gracias a ellos nuestros pulmones estarán más sanos.

… a Juan Carlos Roldán, por conseguir, un año más, seguir siendo la cara visible de las noticias de Canal Sur.

… a esos hombres que, por fin, se han dado cuenta que las mujeres no están para fastidiarlas.

… a los que les tocó la lotería, a unos para tapar agujeros y a otros para tapar socavones.

… a los que te encuentras por esos caminos y, cuando te cruzas con ellos, son capaces de decirnos un “amo allá” o un “buenos días”.

… a los comerciantes autónomos, que están aguantando para no cerrar, a pesar de la crisis.

… a todos los que les gusta el fútbol y piensan que sólo es una excusa para pasar un buen rato con los amigos, sean del equipo que sean.

… a los que nos leen, nos critican, nos alaban, nos comentan, nos mandan colaboraciones, hablan de nosotros …sin todos ellos no existiríamos.

   Y, en general, ¡enhorabuena!, a todos los que van por la vida con una sonrisa y, con respeto y amabilidad, hacen que la convivencia en nuestro pueblo sea cada vez, más humana y agradable.


                                              ¡FELIZ AÑO 2011!