La historia de este libro se desarrolla a través de tres personajes de distinta religión, los cuales verán sus destinos ligados tras el sitio de Barbastro por tropas normandas y francesas tras iniciar estas una especie de cruzada contra los “moros” españoles en 1064.

Desarrollado a través de la visión de un poeta musulmán, un médico judío y Lope, un joven escudero cristiano, se irá tejiendo una trama en la que sobre todo primará el rigor histórico, destacando la calidad con la que se describe la vida cotidiana de la Edad Media en España.

Frank Baer demuestra en estas líneas una maestría y un buen hacer debido a que bajo su pluma amena e inteligente conlleva al lector a realizar un viaje por la península, haciéndolo partícipe de las relaciones entre las tres culturas que predominaron en España durante la Edad Media y que pese a la intención de muchos, estas relaciones no fueron ni mucho menos idílicas. Tal es el caso de no ser idílicas, que en uno de los tramos de esta novela, toma como ejemplo, la tradición cristiana de encarcelar a un judío para luego encarnar en él la pasión de cristo, torturándolo de la misma forma que torturaron al hijo de Dios.

Uno de los grandes logros del escritor, es destacar la personalidad de reyes como Al-mutamid, rey de Sevilla que sucedió a Al-mutadid, relegándolo a un personaje un tanto pusilánime, un tanto altivo y sobre todo, un personaje que se deja llevar por sentimientos tan pueriles como la rabia o la envidia. Un hombre, que envidia a su gran amigo musulmán, ese poeta que sin tener riquezas es admirado por su inteligencia. Al mismo modo, Baer reseña de manera minuciosa alguna de las prácticas médicas que se realizaban en este tiempo, incluyendo para ello tratados de medicina medievales de personajes reales reputados. Incluso para hacerlo aún más atractivo al lector, hace aparecer a lo largo del libro a personajes reales y tan carismáticos para la Edad Media española como lo fue “El Cid” al que denominan “El Don”. 

Aunque pueda parecer más un libro de Historia que una novela histórica propiamente dicha,  puede asegurarse el lector que sus personajes cobrarán vida e irán desarrollándose a través de las líneas de este libro, entrecruzando sus historias y demostrando que la Edad Media era una época de grandes logros culturales y científicos en Al-Andalus pero también una época tosca en la que durante los años que narra esta novela, una de las cosas más importantes y por las que se vivía era hacer la guerra.

El culmen del libro llegará con el paso por el Puente de Alcántara, el suceso que allí ocurra marcará el destino de los personajes que allí participan, dando paso así a una nueva visión de la novela y a su posible final.

En definitiva, un libro altamente recomendable pues no sólo atrae al lector por la trama novelística en sí, sino porque muestra un aspecto llamativo que es desconocido para gran parte de los lectores, sobre la época en la que se contextualiza.

Autor: Frank Baer.

Editorial: Edhasa, 1ª ed. 1991. 2ªed. 2010. Pp. 691.

Francisco G. Zurera Álvarez.

¡Disfrutadlo!   

Imagen: http://es.paperblog.com