Como ya viene siendo habitual, nuevamente hemos visitado la ciudad de Ronda para participar en la ya emblemática prueba de los 101 km; una treintena de socios tomamos la salida en una de la pruebas más atractivas del calendario Andaluz. La salida fue un bautismo para muchos de los allí presentes que por primera vez sintieron el calor de tantos bikes con un subidón de adrenalina, al mismo tiempo, una fina lluvia nos enfrió los humos justo antes de iniciarse la prueba; lluvia que con el calor de los miles de participantes evaporó en pocos minutos.

Por fin llego la hora, un gran chupinazo encendió los motores de una marea humana decididos a llegar hasta el final. Durante el recorrido hemos podido contemplar caídas, golpes, averías……de las cuales la gran mayoría han salido ilesos, todo esto ante un marco natural belleza incomparable como es la Serranía de Ronda, impresionante en su verdor y generosa con sus arroyos en un año lluvia abundante. Una vez finalizada la prueba y repuestos de esfuerzo realizado, algunos de los socios que pernoctamos en casas rurales decidimos disfrutar con nuestras familias y amigos de algunas de las maravillas que nos proporcionaba el hábitat.

 

DESDE ESTE HUMILDE MEDIO, QUEREMOS DAR LAS GRACIAS A LAS GRANDES HEROÍNAS DE ESTA PRUEBA, QUE NO SON OTRAS QUE NUESTRAS SUFRIDORAS

“PAREJAS”

GRACIAS POR VUESTRA PACIENCIA