Los vecinos que tienen en la C/ San Blas, sus cocheras tienen desde hace unas semanas un problema añadido para entrar en la calle girando desde la C/ Membrilla. En dicha esquina se ha instalado unos contenedores soterrados que junto a unos pivotes de metal en la esquina opuesta, dificultan la entrada a la calle si no es mediante varias maniobras.

Posiblemente el técnico que eligió ambos emplazamientos, pensó más en la comodidad del camión de la basura que la de los propios vecinos de la zona. Unos escasos 50 m más arriba hay una estupenda plaza para colocarlo y con anchura suficiente en la calle para la entrada del camión. Pero lo dicho, lo importante no es pensar en los vecinos, si no recaudar que para eso estamos en crisis.