Lunes

Hoy ha pasado algo que me ha recordado varias historias.

Una de las historias es cuando hacen pisos de protección oficial y van varias familias a solicitarlos. Pues había 2 familias. Una es de un trabajador del campo que vive de alquiler, tiene 2 hijos, trabaja todo lo que puede para que sus hijos tengan lo mejor, su mujer también va al campo cuando puede, salen a divertirse lo justo porque están ahorrando para comprar el piso. La otra familia están todos parados, aunque no tienen ninguna gana de dejar de serlo, pero todos cobran el paro, el padre ha estado varias veces en la cárcel por diversas causas, es un tipo problemático, viven en un piso del ayuntamiento, cuando pilla algún dinero se lo gasta en drogas y borracheras, también tienen 2 hijos de los que se ocupan lo justo y necesario.

Pues llegó la hora de repartir los pisos y se lo dieron a la segunda familia porque tenían más puntos. Había que ayudarles a reinsertarse. El problema viene cuando para ayudar a unos hay que perjudicar a otros. En este caso se ha premiado al problemático en detrimento del que cumple las normas y no da problemas. Yo creo que es totalmente injusto.

Pues algo así es lo que ha pasado hoy con la designación de S. Sebastián como capital europea de la cultura 2016. Se ha premiado al que necesita reinsertarse, al problemático. Al que lleva toda su vida en paz, que todas las instituciones están a favor y toda la ciudadanía se siente involucrada con el proyecto, se les castiga. Es el mismo caso anterior de los pisos. Hoy día se consigue mucho más dando problemas, sin trabajar. Tienen muchos más derechos los que viven al margen de la ley que los pobrecitos que no damos ruido, hacemos lo que nos dicen y pagamos religiosamente, como los borregos.

Miércoles

Últimamente, en Aguilar, no paramos de ver banderas y colgaduras para celebrar los distintos eventos que hay durante el año. La bandera de Andalucía para el día de Andalucía, la de España para el 12 de Octubre y cuando gana la selección de fútbol, la de Córdoba 2016, la del Vaticano, las colgaduras de Semana Santa, la del Corpus, la de Navidad, la de la Virgen de los Remedios, la del Cristo de la Salud, todas esas y seguro que me dejo alguna atrás. Hay para todos los días que quieras. A la gente les gusta posicionarse y reivindicar sus ideas.

Durante esta semana se están celebrando los actos del día del orgullo gay y en muchos lugares de España (el otro día vi una en Córdoba) he visto que ponían la bandera arcoiris. Es normal que la gente reivindique su condición sexual, yo lo veo de lo más normal. Pero, por más que he dado vueltas, en Aguilar no he visto ninguna. Nadie se atreve a airearlo por ahí. Es todavía un tema tabú, quizás. De todas formas a ver si algún año de estos se atreven y llenan Aguilar de banderas. Porque haberlos, háylos.

Jueves

Estamos en estos días muy pendientes de Grecia y de las medidas que tiene que tomar. Dice un refrán que “cuando las barbas de tu vecino …” y veo que las medidas que tienen que tomar los griegos no se diferencian mucho de las nuestras. Al final todos coinciden en lo mismo, los que pagan el pato son los mismos. Los bancos siguen ganando dinero, las empresas grandes siguen ganando dinero, y aquí, los únicos que nos lo suben todo, tenemos que trabajar mucho más para ganar mucho menos y tenemos cada vez menos derechos, somos los últimos de la cadena, los trabajadores, los currantes. Nos exprimen.

Yo creía que los que tenían la culpa de la crisis eran los bancos y los mercados, a esos irían destinadas las medidas para salir de ella y serían los que tendrían que pagar. Pero no, se ve que la culpa de la crisis la tenemos nosotros, el pueblo. Claro, nos endeudamos más de lo que podíamos. Los bancos hicieron una obra de caridad prestándonos el dinero. Por eso tenemos que pagar nosotros.

¡Jo! Qué equivocado estaba yo. Ahora lo veo claro. ¡Vivan los bancos buenos! Y nosotros, a pagar y a sufrir, como siempre.

Sábado

Como ya habéis podido ver en una anterior foto-denuncia, los semáforos del llano están dando algunos problemas al entorpecer, más que regular, el tráfico en esa esquina. Para eso se han encargado varios estudios por parte de los expertos de Aguilar a la Dirección General de Tráfico del Sr. Pere Navarro, otro espabilao que ya os contaré otro día, y son varias las propuestas que se barajan. La que más posibilidades tiene es la de hacer una rotonda en la puerta de los Curritos. Sólo tendríamos que comernos un poco del llano, que pa qué lo queremos tan grande, y, con eso, el tráfico sería mucho más fluido. Aquí podemos ver una foto de cómo va a quedar, que desde Aguilar Digital hemos conseguido gracias a nuestro equipo de investigación.

Esta obra sería una obra emblemática para nuestro ayuntamiento y  ejemplo para los venideros. Estaría en el centro del pueblo y recogería todos los elementos que nos han hecho famosos en estos últimos años: rotondas, pasos elevados y cortes de calles (porque habría que cortar todo el centro durante mucho tiempo). Una obra maestra que, a buen seguro, sería el sitio ideal para acoger un gran monumento al que tuvo la idea de todos los pasos elevados de peatones que se han puesto en Aguilar y que, seguramente, se seguirán poniendo en estos próximos 4 años. Desde Aguilar Digital apoyamos esta iniciativa que nos parece, sencillamente, magistral.

Bueno, todo esto es un poco de broma como habréis podido imaginar. Pero, de todas formas, espero que no lea este artículo nadie que tenga que ver con obras. No quisiera dar ideas.