Noticia de Juan Ruzparecida en eldiadecordoba.es

Por tercer año consecutivo, la Consejería de Medio Ambiente ha decidido tomar medidas encaminadas a frenar la superpoblación de conejos silvestres en todo el territorio andaluz, que en el caso de Córdoba se concreta en la declaración de la emergencia cinegética hasta en 26 municipios de la provincia, todos ellos en las comarcas de la Campiña Este, la Subbética y la Campiña Sur. El Gobierno andaluz amplía aún más el ámbito de su resolución respecto a anteriores ejercicios, puesto que en 2009 afectó a 17 localidades cordobesas, el año pasado a 22 y en esta ocasión se amplía hasta las 26 poblaciones.

La Administración autonómica justifica esta medida “para dar continuidad a las medidas excepcionales adoptadas en las dos últimas temporadas cinegéticas con el fin de regular las poblaciones de conejo silvestre a densidades compatibles con los intereses agrícolas” y añaden que se viene trabajando conjuntamente con el sector cinegético en el establecimiento de las herramientas más adecuadas “que favorezcan la efectividad en el control de los daños que causan”.

La Dirección General de Gestión del Medio Natural, que es el departamento que dicta la resolución, cita en otro de sus apartados que para contribuir a mejorar la gestión de cara a la promoción de medidas que eviten los daños de los conejos, tanto las consejerías de Medio Ambiente como la de Agricultura, “y con la coordinación de la Enesa (Entidad Estatal de Seguros Agrarios) adscrita al Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, se viene trabajando conjuntamente en la línea de buscar soluciones que faciliten la responsabilidad compartida entre los sectores implicados: agricultores, cazadores y administración ante los daños producidos por estos lepóridos”.

En el caso de Córdoba, los 26 municipios afectados son Aguilar de la Frontera, Baena, Benamejí, Bujalance, Cabra, Cañete de las Torres, La Carlota, Castro del Río, Córdoba (la zona situada al sur de la línea definida por el río Guadalquivir), Encinas Reales, Espejo, Fernán Núñez, Lucena, Montalbán de Córdoba, Montemayor, Montilla, Monturque, Moriles, Nueva Carteya, Palenciana, Puente Genil, La Rambla, Santaella, Valenzuela, La Victoria y por último Villa del Río.

La resolución de la Junta estará vigente hasta la finalización de la temporada cinegética 2011-12, si bien podrá quedar suspendida en su conjunto o en parte de los términos municipales en el momento en el que se constate que han desaparecido las causas que han motivado su declaración, como tener bajo control la superpoblación de conejos. En cuanto a los medios de captura que podrán aplicarse, serán los de captura en vivo con hurón y redes, mediante capturadero o con armas de fuego. Además, Medio Ambiente deja claro que se deberá velar “porque la presión cinegética sea la adecuada para el control de las poblaciones de conejo y no se perjudique al resto de las especies silvestres, siendo el número máximo de cazadores de 15 por cada 250 hectáreas en cada jornada, pudiendo incluir dos más por cada fracción de 100 hectáreas”.

Imagen eldiadecordoba.es