Con sorpresa han contemplado los ciudadanos  que transitaban esta mañana por la zona de los Cuatro Cantillos que los semáforos de la calle Monturque y Lorca han sido adaptados para permitir el paso de los viandantes  sin obligar a éstos a bajarse de la acera.

Más de un año  llevaban denunciando los  vecinos   la anómala situación de los semáforos y el peligro que  suponía para los viandantes. Han tenido que suceder varios accidentes (por suerte ninguno grave), para que el alcalde  haya tomado las medidas correctoras. ¿Porqué se ha tardado tanto?