Desde el miércoles día 12 de octubre hasta la noche del sábado día 15 se ha celebrado en nuestra localidad la Feria de la Rosa, una tradicional feria de barrio que tiene como escenario el enclave del Llano de la Cruz y calles adyacentes. Este año, al no haberse hecho presente durante la celebración de la misma la lluvia, elemento meteorológico que de forma, casi tradicional, acompaña a esta tradicional fiesta,  ha permitido que la misma estuviera muy concurrida de público durante los cuatro días de celebración.

Destacar del programa de actos, por la gran acogida de participantes que han tenido, todas las actividades infantiles y juveniles organizadas por la Asociación de Vecinos del Llano de la Cruz, así como las actividades musicales entre las que merece destacarse el l concierto de la Banda de Música, uno de los actos más antiguos y tradicionales de esta feria. Vinculado a este concierto y a la costumbre de pasearse las jóvenes al compás de la música,  se originó la leyenda que  decía que quién no se echara novio/a durante esta feria -la última del año-   ya no le saldría hasta el próximo, por lo cual los candidatos/as se colocaban un rabo de junco en el trasero para llamar la atención, mucho ha cambiado la cosa respecto a lo de emparejarse hasta nuestros días.