Advertidos por varios vecinos de la zona, y cuando se está ya en el proceso de recepción de las obras de la Avenida de Córdoba, subimos a foto denuncia un nuevo absurdo cometido en etas obras según la opinión de las personas que pasan por la nueva rotonda- la que han pintado a la salida  de la Membrilla, y advierten la dificultad -en muchos casos imposibilidad-, de pasar por la misma sin subirse en lo alto. La suerte es que la han pintado, si la hacen de obra como las otras ya hubiésemos tenido que lamentar más de un accidente.

Ante estos despropósitos sólo nos queda seguir preguntándonos -¿ Quien  inventa estas cosas?. ¿Pondrán también sillones en esta rotonda?